Entrevistas

Entrevista a Alfonso Calderón, Delegado Institucional de Iberdrola en Andalucía

posted by @mbellido 17 marzo 2016

“Con el desarrollo de las llamadas redes inteligentes, Iberdrola ya ha instalado cerca de siete millones de contadores inteligentes en España”

 

Manuel Bellido: Ignacio Galán ha defendido recientemente en Davos un cambio del mix energético que permita el desarrollo e integración de las renovables maduras. ¿En qué consistiría este cambio?

Alfonso Calderón: En las próximas décadas, el escenario energético estará marcado, en primer lugar, por un aumento del 40% en la demanda energética hasta 2040 y, en segundo lugar, por los compromisos derivados de la Cumbre del Clima de París, celebrada el pasado mes de diciembre. Como dijo el presidente de Iberdrola en una de sus intervenciones en Davos, el único camino para dar respuesta a estas dos tendencias es cambiar sustancialmente el mix energético, reduciendo el consumo de combustibles fósiles e incrementando la aportación de la electricidad, fundamentalmente en sectores como el transporte. Para lograr este nuevo mix, las tecnologías que tendrán un mayor desarrollo serán aquellas renovables lo suficientemente maduras como para dar soluciones a escala a un coste razonable: la hidroeléctrica y la eólica, fundamentalmente. Además, la generación solar fotovoltaica es cada vez más eficiente, por lo que también tendrá un papel importante.

Manuel Bellido: ¿Se podrán en los próximos años integrar completamente y de forma segura las energías renovables?

Alfonso Calderón: Confío en que así sea. Para conseguirlo, habrá que contar con tres factores: aumento de las inversiones en redes, capacidad de respaldo -fundamentalmente centrales de ciclo combinado de gas- y almacenamiento de energía, especialmente mediante plantas de bombeo.

Manuel Bellido: ¿Cuáles cree que son las tecnologías que tendrán un mayor desarrollo en los próximos años y que repercutirán en la creación de un red eléctrica inteligente? ¿Podríamos ya hablar de un modelo de industria 4.0 con nuevas especializaciones productivas en los sectores energético y de las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones (TIC)?

Alfonso Calderón: Con las tecnologías ya existentes se puede desarrollar una red inteligente, tal y como está haciendo Iberdrola en algunos de los países donde opera. Ya es posible el uso eficiente de las tecnologías disponibles, principalmente de telecomunicaciones y tratamiento de la información, con el fin de dotar de inteligencia a las redes convencionales. Todas las tecnologías, y en especial esas ya apuntadas, tienen su desarrollo continuo de manera que cabe esperar un progresivo avance en diversidad y calidad de las soluciones. Si hubiera que seleccionar una tecnología en la que se espera un mayor desarrollo, apuntaríamos a las que faciliten el almacenamiento de energía distribuida, complemento útil y esperado para la gestión de recursos energéticos distribuidos (generación distribuida, gestión de la demanda, etc). No sé si 4.0, pero sí que podemos hablar de un nuevo modelo de industria donde la gestión eficiente y reconocida de las redes eléctricas hagan posible mayor competencia en la prestación final de servicios con la intervención de nuevos actores.

Manuel Bellido: ¿Cómo se desarrollarán los mercados eléctricos?¿Hay posibilidades de crear nuevas oportunidades de negocio?

Alfonso Calderón: Reconociendo la necesidad de las redes eléctricas y posibilitando su uso y acceso en competencia de quienes puedan y estén interesados en hacerlo, siempre que se respete la libre competencia y no se aproveche para introducir subvenciones que la alteran. En la medida que se respeten esos principios, habrá muchas oportunidades y se maximizará el valor a crear.

Manuel Bellido: ¿Conseguirá el sector que las redes eléctricas sean respetuosas con el medio ambiente y socialmente aceptadas? ¿Qué hace Iberdrola al respecto?

Alfonso Calderón: Con el desarrollo de las llamadas redes inteligentes -Iberdrola ya ha instalado cerca de siete millones de  en España- se posibilita la integración de las energías renovables, se mejora la eficiencia energética (pérdidas y gestión de la demanda) y se facilita la integración masiva del vehículo eléctrico. Por lo tanto, su implantación será fundamental para lograr un futuro más sostenible.

Manuel Bellido: ¿Cuáles son los objetivos de Iberdrola con respecto a  los Objetivos 20/20/20 para 2020 de la Unión Europea?

Alfonso Calderón: En Iberdrola vamos un poco más allá y nos hemos fijado un ambicioso objetivo, que da un paso más respecto al 20/20/20: reducir nuestra intensidad de emisiones en un 50% respecto a nuestras emisiones específicas de 2007 y ser neutros en carbono para el año 2050. Para lograrlo, será fundamental la apuesta de la compañía por las energías renovables. Tras su inequívoca apuesta por la generación limpia en el año 2001, Iberdrola es hoy el primer productor eólico del mundo y su nivel de emisiones es ya un 30% inferior a la media del sector eléctrico europeo.

Manuel Bellido:¿Existe algún proyecto en Iberdrola relativo a buscar soluciones para el modelo Smart City?

Alfonso Calderón:Iberdrola es muy activa en innovación, liderando o participando en numerosos proyectos en el área de las redes inteligentes que, en su aplicación, contribuyen a que el concepto de “Smart City” se vaya precisando, convirtiéndose, sin duda en el futuro, en una realidad. El “Joint Research Center” de la Comisión Europea nos señala como una de las dos empresas eléctricas más activas de Europa en este campo. En concreto, Iberdrola participa en un proyecto de demostración de recarga del vehículo eléctrico en la ciudad de Valladolid (REMOURBAN). Asimismo, acaba de proponer a la CE un nuevo proyecto (EGADIN) para desarrollar un sistema de gestión inteligente de recarga, basado en ese demostrador de Valladolid.

Manuel Bellido: ¿Cómo prepara Iberdrola la penetración del IoT en los hogares?

Alfonso Calderón: Iberdrola está y estará plenamente comprometida con el IoT en todos sus aspectos relacionados con nuestra actividad. La gestión energética en los hogares forma parte de la misma y, en consecuencia, estará muy presente en la penetración del IoT en los hogares, en tanto que contribuya a una gestión más transparente, competitiva y eficaz para el suministro de servicios energéticos. Por tanto, creemos que el IoT es una de las tecnologías que van a influir en el negocio energético tradicional, dando más poder al cliente para que pueda controlar cómo consume su hogar o empresa. En Iberdrola llevamos años trabajando para aprovechar estas nuevas tecnologías a favor del cliente y ya disponemos de ofertas comerciales en España y Reino Unido que incorporan termostatos inteligentes que permiten gestionar el gasto en calefacción, que representa cerca de la mitad del consumo energético de una residencia. Nuestra intención es seguir incorporando nuevos servicios que ayuden a nuestros clientes a conocer y controlar aún mejor la forma en la que consumen la energía, para que lo hagan de la manera más económica y sostenible posible.

Manuel Bellido

Posts relacionados