Editoriales de Agenda Empresa

Elogio a los empresarios

posted by @mbellido 1 octubre 2010

La actividad económica excelente de una empresa es aquella que se lleva a cabo de manera tal que contribuye a maximizar el bienestar social. Figurémonos si esto no es aplicable a la política económica de un gobierno.

Ya se sabe que lo de “bienestar social” es un concepto que no para todos tiene el mismo significado. Para unos será asegurar la cobertura del paro y para otros crear empleo. ¿Se equivoca Zapatero cuando dice que: “Lo más urgente es atender a quienes están en el paro, y, entre éstos, a quienes ya han agotado los plazos para recibir la prestación por desempleo”? ¿Lo más urgente no sería quizás crear empleo? Ha calado ya en mucha gente la idea de que Zapatero y su Gobierno patinan desde hace tiempo y que, dando palos de ciego, no saben por dónde andan. Escepticismo es decir poco. La sociedad española asiste atónita desde hace años a su pasividad y torpeza frente a nuestros problemas económicos y se sorprende de que, sin fundamento alguno, se meta a “pitoniso” sentenciando que España iniciará una “senda de creación de empleo moderada” a partir de finales de este año o principios de 2011. Llueve sobre mojado ya que palabras como recuperación, salida de la crisis, brotes verdes, se vienen escuchando desde hace tiempo y ya no le creen ni los más fervientes seguidores.

Tan mal está la situación que incluso se pone en peligro que personas que durante toda su historia laboral fueron desposeídos de una parte de sus sueldos a cambio de la promesa de una pensión digna lleguen a quedarse con dos palmos de narices.

Sostienen los expertos que la economía es la ciencia de la elección y este Gobierno ha elegido siempre mal o tarde. La ley de la oferta y la demanda, la teoría de la empresa y las perspectivas de paro, el crecimiento económico o la inflación son conceptos que no se aprenden en un par de lecciones.

En el CV de Zapatero lo único que destaca es que es licenciado en Derecho por la Universidad de León. Desde 1979, año en que se afilió a las Juventudes Socialistas, ha estado sólo en política. Que se sepa no conoce de primera mano el mundo laboral porque nunca vivió de una nómina. Quizás nunca tuvo problemas para pagar los recibos del colegio de sus hijos, nunca estuvo parado y sin recursos, quizás nunca estuvo en aprietos para llegar a fin de mes y la palabra déficit tampoco estuvo en los presupuestos familiares. Se entiende que hable con tranquilidad de déficit en las cuentas públicas. Quizás no sepa del trauma de estar parado, no entienda bien el valor o la pertenencia de los dineros públicos, no conozca la gravedad de que se puedan congelar las pensiones porque esto no alterará su tenor de vida y si suben los impuestos a él no le afectará.

Resumiendo: la política económica del Gobierno sigue sin contribuir al bienestar social y esta carta quiere ser un elogio a los emprendedores, a los empresarios, a los cooperativistas que con tanto esfuerzo siguen levantando cada día a España. El presidente del Gobierno no es consciente de que él por la Moncloa está de paso y de que lo está haciendo tan mal que los españoles lo mandarán a casa en las próximas elecciones.

Posts relacionados