Blog

El caos de los populismos

posted by @mbellido 3 agosto 2015

La Bolsa de Atenas reabría hoy después de cinco semanas de cierre. Pocos minutos después y tras la negociación del índice Ase marcaba un mínimo histórico de 23% a 615,6 puntos, el peor hasta ahora. Fuertes caídas en las acciones bancarias del Banco del Pireo y del Banco Nacional de Grecia, que perdían el 30%.

El mercado griego estaba bloqueado desde el 29 de junio, cuando el gobierno decidió el cierre de los bancos y se iniciaban los controles de capital. La última sesión había sido el viernes 26 de junio, la víspera del anuncio por sorpresa por parte del primer ministro griego Alexis Tsipras que llevaría a cabo un referéndum sobre las medidas de austeridad impuestas por Europa.

Hoy se espera un día lleno de acontecimientos ya que además sigue negociándose el tercer Plan de Rescate El Banco Central Europeo autorizó la reapertura de la Bolsa, pero quería que Grecia asegurara que sus ciudadanos no habrían sacado dinero de las entidades para convertirlo en acciones o bonos, lo que elevaría la presión sobre los prestamistas del país que dependen de la financiación de emergencia del BCE (conocido como ELA) para mantenerse a flote.

En los últimos doce meses Atenas ha perdido el 47%, convirtiéndose en uno de los peores mercados del mundo. El gobierno de Alexis Tsipras queriendo o sin querer, ha ido empeorando día a día la situación de Grecia y, ahora, ante la posibilidad de un nuevo Plan de rescate por valor de 83 mil millones a cambio de nuevas reformas estructurales, se encuentra con fracturas casi insalvables en Syriza, con posibles nuevas elecciones anticipadas y con la necesidad inminente de liquidez antes del 20 de agosto, cuando tendrá que devolver 3.200 millones de euros al BCE y otros 1.800 al FMI. Un auténtico caos.

Hay que estar ciego para no entender que provocan los populismos en las naciones donde gobiernan. También Venezuela va de mal en peor…  Este otro “paraíso socialista” se está quedando, literalmente sin comida y sin productos de primera necesidad. Cuanta gente en España no quiere enterarse aún que el populismo   es una degeneración progresiva de la democracia.  ¡Con lo que nos consto instaurarla!

Posts relacionados