Con permiso

El beneficio será para todos

posted by @mbellido 25 junio 2005

Esta tarde, mientras me estaba rebuscando por dentro algún material para armar este artículo, ha llegado Liliana con una holandesa doblada en tres. Era una carta de su amiga Lía que vive actualmente en Dinamarca. En una de las caras, hablando de su reciente embarazo comentaba: “Estoy feliz y podré seguir trabajando. En este país no sólo la maternidad no aleja a las mujeres del mercado de trabajo sino que al contrario parece que el tener hijos facilita la ocupación laboral. Ser madre no es una pega para trabajar”

Razón no le falta, los datos que a finales de abril nos proporcionaba Eurostat están en sintonía con su afirmación. Allí trabajan el 82,3% de las mujeres que tienen un hijo, y el 82,2 de aquellas que tienen dos. Pero lo que resulta más curioso es que las trabajadoras sin hijos son sólo el 77%.

Respecto a otros países europeos Dinamarca y Eslovenia siguen avanzando con una clara contra tendencia: en esos países tener hijos no impide a la mujer trabajar fuera de casa. Resulta difícil no elogiar la magnitud de estas noticias porque son verdaderas conquistas sociales.

Todo tiene su explicación. En los países, donde el número de trabajadoras aumenta después de la maternidad, el Estado está ofreciendo a la mujer un sistema social con garantías y buenas posibilidades de conciliar vida laboral y vida familiar.

Liliana, buena conocedora de los países nórdicos, me comentaba también con razón, que en naciones como Dinamarca, la diferencia cultural entre hombre y mujer es la menor que se da en los países europeos; esto comporta que las ambiciones en el campo profesional y laboral en hombres y mujeres sean las mismas.

En nuestro país, sin embargo, las cosas no están así. No es desastroso el panorama, algo comenzó a mejorar con el anterior gobierno, pero nos queda mucho por hacer.

Dice el actual Ejecutivo que va a lanzar una serie de medidas para conciliar la vida laboral y familiar. Ya era hora. Es imprescindible que muchas mujeres vayan perdiendo el miedo de quedarse embarazadas debido a que su puesto de trabajo peligraría si pidieran la baja por maternidad. Los beneficios no serán sólo para la mujer, se beneficiarán los hombres, las familias y también los menores; es decir: el beneficio será para toda la sociedad.

Posts relacionados