Blog

Egipto, odio y carencia de imaginación

posted by @mbellido 12 agosto 2013

La situación en  Egipto sigue muy tensa. El ejército dio un ultimátum a los seguidores de Mursi para que abandonaran las plazas. ¿Qué pasará ahora? El plazo que se había dado ha terminado ya. Tambien los jueces han hechado leña al fuego. Que han alargado la prisión preventiva de Mursi otros quince días más, acusado de relaciones con Hamas.  Mientras tanto en Plaza Tahrir los anti Mursi lanzan mensajes amenazadores: Basta con la ocupación de Rabaa e Nahda, las dos plazas convertidas en campos de batallas por los seguidores del presidente depuesto.

La situación no trasmite serenidad ninguna. Sin embargo el ministro de Asuntos Exteriores Nabil Fahmi  trata de mandar mensajes tranquilizadores a la comunidad internacional, asegurando que el nuevo gobierno hará volver el orden a las calles y relanzará la economía del país.   A los seguidores de Mursi se les indica  que si aparcan las manifestaciones  violentas se resolverá la situación evitando victimas. La intención del gobierno, es sin duda, la de desalojar las plazas y evitar baños de sangre. Uno de los últimos mensajes lanzados por el gobierno especificaba que “el Ministerio del Interior garantizará la salida segura y la protección completa de cada persona que responda a este llamamiento”

A los  turistas  que se han arriesgado y han viajado a Egipto se les aconseja que no salgan de los circuitos oficiales. Desde nuestras casas mirando a diario las imágenes y escuchando las noticias que llegan desde allí, se comprende que la situación no es sostenible.

La violencia jamás resuelve los conflictos, ni siquiera disminuye sus consecuencias dramáticas, decía Juan Pablo II. Es más,  la violencia crea más problemas sociales que los que resuelve. Con esta perspectiva, si la Comunidad Internacional no interviene, tendremos conflicto para largo. Entre los eslóganes que se escuchan estos días, uno me ha llamado la atención tristemente: “islámico, islámico, pese a los cristianos”. Solo la tolerancia y el respeto podrán reconstruir  ese gran país.

 

Posts relacionados