Blog

La deshonra del género humano

posted by @mbellido 17 agosto 2015

En estos días he vuelto a coger entre mis manos el libro Leer España: una historia literaria de nuestro país de Fernando García de Cortázar, que aborda  la literatura española desde los tiempos de Roma hasta el presente. Un libro que retomo de vez en cuando para no olvidar lo acontecido en España, mientras disfruto de magníficos textos literarios que el autor ha recopilado.  En este repaso de la historia no faltan nunca ingredientes como el dolor, la crueldad y la mentira. En realidad la historia es el compendio de las historias de la condición humana y la mayor parte de estas desvelan el inverso del decoro,  el respeto y la moral.  Espectros antiguos vuelven, una y otra vez, a generar guerras entre los hombres.

A esta hora, sabemos que son ya 96 las víctimas del ataque aéreo que ayer realizó el ejército sirio sobre el mercado de Douma en la periferia de Damasco, controlada por los rebeldes. Sanguinaria violencia que se repite, una y otra vez, desde que el hombre inventó las primeras armas. Veo en estos momentos las imágenes que muestran las cadenas televisivas. Estos hechos, los estoy percibiendo de primera mano y eso hace que me  resulten más dolorosos que los que leo en los libros de Historia. Las víctimas del mercado de Douma nos resultan más cercanas, porque las imágenes que nos muestra la TV nos meten de lleno dentro de la tragedia. Ese paisaje visible de desolación y muerte nos introduce en otro paisaje invisible, el del crimen; porque una guerra por muy necesaria que sea, por muy apoyada que esté por organismos internacionales, por muy justificada que esté, no deja de ser un crimen. Hoy muchas de las guerras las manejan terroristas sin escrúpulos, locos despreciables que mandan a otros a masacrar a gente inocente que no conoce. Como decía el escritor Paul Valéry: “La guerra es una masacre entre gentes que no se conocen, para provecho de gentes que si se conocen pero que no se masacran”.  Hasta que la paz no triunfe, la guerra seguirá siendo lo que más deshonra al género humano.

Posts relacionados