Editoriales de Agenda Empresa

Desde 2004 una herramienta indispensable

posted by @mbellido 2 septiembre 2010

Desde 2004 venimos publicando esta radiografía del poder político en los Ayuntamientos, Mancomunidades, Diputaciones y Junta de Andalucía. Este Quién es Quién en la Administración Pública Andaluza es, como cada año, una valiosa herramienta para conocer mejor a los legítimos gestores de la función pública en nuestra región. Las páginas de este Directorio presentan a los protagonistas que hoy dirigen las instituciones democráticas de Andalucía. El objetivo es facilitar al lector el contacto con ellos y, en definitiva, proporcionarle un instrumento completo que permita una mejor visibilidad en todas aquellas acciones en las que las empresas o el ciudadano tienen que relacionarse con la Administración. El Directorio, actualizado con fecha del pasado mes de agosto, contiene una nutrida información debidamente organizada y contrastada de la Administración regional, con la composición del Gobierno Andaluz, de las administraciones provinciales y las locales.

Este año Agenda de la Empresa Andaluza realiza esta edición con la colaboración de una revista especializada en temas de la Administración como es GESTIÓN PÚBLICA. Se trata de sumar, una vez más, para seguir dando pasos en esta nuestra tarea editorial de proporcionar ideas, personas, hechos e instrumentos a nuestros lectores. Una vez más lo hacemos teniendo presente el artículo 103 de la Constitución, donde se refleja que la Administración Pública de España sirve con objetividad a los intereses generales y actúa de acuerdo con los principios de eficacia, jerarquía, descentralización, desconcentración y coordinación, con sometimiento pleno a la ley y al Derecho.

En nuestros años de estudiantes aprendimos también que el término “administrar” proviene de la lengua latina “ad-ministrare”,”ad”, ir hacia, y “ministrare”, servir, cuidar, que recuerda la actividad que mantenían los gestores romanos. En nuestros días, estas Instituciones han recibido del poder político nacido de las urnas la competencia y los medios necesarios para la satisfacción de los intereses generales de los ciudadanos. Las expectativas de la comunidad están puestas en que estos servicios sean dignos y eficaces y su gestión se lleve a cabo con trasparencia y honradez. De que así sea, es responsabilidad de los organigramas que aquí se aportan. Los ciudadanos se lo merecen.

Posts relacionados