Blog

Los desahuciados no quieren que se les defienda así

posted by @mbellido 26 marzo 2013

La intimidación, el acoso, la amenaza son violencia. Democracia es otra cosa. Algunos quieren insultar la inteligencia de la gente y vender las acciones de la PAH como pacificas, pero no lo son. Este modo de actuar recuerda las acciones que los proetarras llevaron a cabo  durante décadas en el País Vasco. Me recuerdan acciones fascistas o nazis. No es la manera de defender posturas, no es la manera de reivindicar ni de pedir modificaciones en la leyes. Una parte de la  Plataforma de Afectados por la Hipoteca ya no recoge ese apoyo por parte de la sociedad que tuvo en sus inicios. He hablado con muchas personas de diferentes tendencias políticas y estrato social en estos días y la mayoría lo ha condenado contundentemente. Acosar no es la manera de convencer. Amenazar no es de héroes sino de villanos. Intimidar no refleja modales democráticos sino de matones y chulos. Ada Colau no representa a la ciudadanía demócrata. Ella y los suyos son un grupo que tampoco  representan a los desahuciados, representan solo a aquella extrema izquierda que quiere ganar con la violencia lo que no ganó en las urnas. Los desahuciados parece que son solo una excusa. En democracia usar la violencia es mostrar la debilidad de las razones. Ninguna causa es tan justa como para pasar por encima de los derechos básicos de las personas. Los desahuciados se merecen medidas que sanen su gravísima situación y para eso tendrán que trabajar a fondo los representantes políticos.

Gobierno y oposición tienen que ponerse de acuerdo con urgencia y atajar este despropósito anti sistema.  Esta violencia es una bomba de relojería que puede explotar y hacer reventar esa normalidad democrática  que tanto nos ha costado construir a los españoles.

Posts relacionados