Editoriales de Agenda Empresa

Dejen paso, por favor

posted by @mbellido 30 noviembre 1999

¿Qué en Andalucía no se puede alcanzar un nivel de desarrollo económico como en las mejores regiones europeas?. ¿Quién lo ha dicho?. Esos tópicos automortificatorios están ya fuera de onda. Que si alguien quiere frenar las propias y legítimas aspiraciones de despegue que lo siga diciendo. En Andalucía se siguen creando empresas competitivas. Andalucía se mueve y se mueve hacia el exterior y con fuerza. Así lo contamos cada mes en nuestra sección “Internacionalización de la Empresa” y si alguien lo sigue poniendo en duda que pida datos a la Comercializadora de productos Andaluces o al Icex.

Cada cultura tiene sus distorsiones y la nuestra, a veces, magnifica mucho lo negativo y minimiza lo positivo.

En estos meses he tenido ocasión de visitar empresas en todos los rincones de Andalucía, y he escuchado dificultades, pero también he visto ilusión y empeño, me he sorprendido comprobando el nivel tecnológico que se ha alcanzado en ciertos sectores. También a través de las numerosas cartas que recibo, llena de proyectos e iniciativas, y de magníficas experiencias profesionales, reconozco la vitalidad de nuestro tejido empresarial y compruebo que está sano y en grado de progresar y ponerse a la par de competencia comunitaria.

Emprendedores siguen naciendo por doquier, muchas y buenas ideas tampoco faltan, lo que hace falta es que los políticos adquieran la conciencia de que lo local es, en la actualidad, el mejor espacio de crecimiento y desarrollo económico. Los cambios estructurales nacen y seguirán naciendo de las ciudades y éstas tiene que ser el buen contenedor que acoja el dinamismo de los empresarios. Las Administraciones locales tienen el deber de acondicionar las ciudades, haciéndolas capaces de impulsar la actividad económica.

El desarrollo económico local es el presente y el futuro.

Cada ciudad tiene sus características particulares y la misión de los estrategas políticos tendrá que pasar por descubrir los recursos endógenos y preparar las bases para que no se pierda ni una sola oportunidad de negocio, creando y ofreciendo escenarios donde se desarrollen las actividades productivas o de ocio. Que nadie se olvide que hoy en día hasta las políticas culturales pueden ser importantes fuentes conómicas y de creación de empleo.

Dejen paso, por favor, que nadie tapone el desarrollo, que no muera no una sola iniciativa empresarial por miopía política.

Que nadie monopolice la dinámica económica, y que de quien dependa no permita que las oportunidades recaigan repetidamente en mano de los tres de siempre. Hay sitio para todos. Que la roñosería y la cicatería son enfermedades que conducen al fenecimiento.

Dejen paso, por favor, que la construcción de Andalucía no es tarea de unos pocos, sino de todos y los emprendedores tienen muchas y buenas herramientas que aportar. Alimentémonos de un poquito de competencia leal en todos los niveles, que ganas de arrimar el hombro no faltan en ningún rincón de nuestra tierra. A lo mejor los números de nuestra Economía comienzan a sonreír más y mejor

Posts relacionados