Con permiso

Caminar es bueno y nos pone de buen humor

posted by @mbellido 10 julio 2015

Con permiso

Redescubrir ritmos más pausados, escuchar los sonidos de la naturaleza o conocer en profundidad un lugar que nunca habíamos visitado, son algunas de las ventajas de escoger unas vacaciones donde el medio de transporte sea nuestros pies. Un modo antiguo y ecológico de viajar. Muchos amigos han decidido este año usar el coche lo menos posible y, con la mochila a cuestas buscar nuevos alicientes caminando.

Alejandra me decía que el médico se lo había recomendado para perder peso; un programa hecho de dieta y fitness. Tiene programada una alimentación para eliminar grasas innecesarias con un esquema muy completo y nutritivo que pensaba llevar a rajatabla. En cuanto al fitness, no se inscribirá a un gimnasio, seguirá las recomendaciones de su médico: caminando podrá adelgazar en modo sano y duradero. Requisito fundamental: constancia, diversión y motivación.

María se levantará temprano y dedicará cada día 30 o 40 minutos a caminar con paso sostenido. Me decía: “Dejar el coche y caminar cada vez que puedo es una estrategia inteligente para mantenerse en forma sin hacer esfuerzos espectaculares”. Una receta que recientemente encontré en una enciclopedia médica decía que caminar por la mañana, en las horas más frescas del día, estimula el metabolismo y ayuda a combatir la celulitis. Lo ideal, decía este artículo, es levantarse temprano y beber un poco de agua templada con limón y después emprender una buena caminata sin haber todavía desayunado. Solo después del esfuerzo realizado se desayunará saludablemente, hidratándose al mismo tiempo con agua a temperatura ambiente, bebida en pequeños sorbos.

Intentar caminar en compañía es ciertamente mejor que hacerlo solos, sobre todo, si nuestra constancia no es de hierro.

Cuando se camina en grupo y además se tiene un objetivo en común, como por ejemplo eliminar unos pocos de kilos, la fatiga se percibe menos y si alguno se siente menos motivado, los otros pueden tirar de él manteniendo el training constante y el espíritu alegre.

Afortunadamente, Andalucía es una tierra rica de bellísimos parajes naturales variados. Nuestro campo, nuestro mar o las zonas de montaña ofrecen senderos variados y atractivos para poner a prueba nuestras piernas y, al mismo tiempo, ofrecernos experiencias llamativas desde el punto de vista emotivo y sensorial. Nutrir el espíritu y la mirada mientras ayudamos a nuestro físico a estar mejor y a perder peso, es una experiencia impagable.

También nuestras ciudades tienen espacios abiertos y parques hermosísimos donde se puede ejercitar este modo saludable de mantenerse en forma.

Y todavía hay más. He leído que un grupo de científicos de la Stirling University, en Escocia, estudiando el comportamiento de un grupo de 300 personas, ha llegado a la conclusión de que una simple caminata puede influir positivamente sobre las endorfinas relacionadas con la sensación de placer y, de consecuencia, actuar positivamente en la regulación de nuestro humor.

Manuel BELLIDO

bellido@mujeremprendedora.net

www.manuelbellido.com – www.comolovemos.com – www.hojasdelibros.com

Posts relacionados