Blog

Cambios

posted by @mbellido 15 junio 2016

No siempre reflexionamos suficientemente sobre cuánto ha cambiado en las últimas décadas el mundo y cuanto está cambiando. Quizás no lo hacemos por dos razones. La primera razón es porque vivimos sumergidos en el presente y la segunda porque ya las cosas no cambian de tanto en tanto, sino de día en día. Tampoco es fácil para todos imaginar cuanto tendrán todavía que cambiar. Antes, la ciencia ficción nos hacía imaginar. Ahora  los cambios sorprenden porque algunas se quedan incluso fuera de lo que la mente puede imaginar. Las transformaciones son imprevisibles e imparables.  Sin embargo, a los que pensamos que el futuro es mejor que cualquier pasado,  nos gusta vivir con la imaginación en esa frontera del cambio, asomados a un horizonte siempre nuevo y además nos gusta contarlo, para que nosotros mismos y la sociedad en general encuentre su sitio en este nuevo mundo.  Cuando hace dos décadas, todos trabajamos en máquinas de escribir y de repente hizo su aparición el ordenador, no imaginábamos lo que iba a suceder y como todo se iba  a transformar, en nuestro trabajo y en nuestra vida personal. Hoy cada vez que cae entre mis manos un nuevo artilugio tecnológico o una nueva aplicación, mi fantasía vuela para imaginar un posible desarrollo  o recorrer la progresión que podría tener su perfeccionamiento.  Si hace diez años no habría podido imaginar la evolución de internet hoy imagino la evolución de la robótica, de la impresión 3D o de la inteligencia artificial. En muchas partes del Planeta se está cocinando ya esta década venidera, una década llena de prodigios, una década donde las tecnologías exponenciales harán que las cosas se desmaterialicen, se abaraten y se democraticen. Vivir es cambiar y mejorar es haber cambiado muchas veces. Estemos preparados.

Posts relacionados