Editoriales de Agenda Empresa

Autónomos: una esperanza

posted by @mbellido 31 octubre 2011

Con algo más de tres millones los autónomos en España. La cifra tiene una cierta envergadura, sin embargo, la crisis económica está dejando fuera de todo juego futuro y previsible a parte de este colectivo heroico y generoso, que con su esfuerzo, ha venido creando riqueza y empleo en nuestro país, desde hace décadas.

En los últimos años, mes tras mes, desafortunadamente hemos debido constatar cómo miles de estos profesionales se vieron obligados a tirar la toalla y cerrar sus empresas. La crisis económica ha terminado de poner la puntilla a muchos de ellos que, a trancas y barrancas, sobrevivían soportando los sinsabores diarios de falta de financiación, reclamación de deudas, impuestos, trabas administrativas y esfuerzos sin salida en todos los frentes empresariales.

Son muchas las asignaturas pendientes que la Administración tiene con este colectivo, por tanto, con vista a las elecciones generales del próximo 20 de noviembre, es preciso pedir a los partidos políticos que incluyan en sus programas electorales una serie de medidas y reformas que aliviarían la tarea de los autónomos y que podrían ser un salvavidas para sus empresas. ¿Qué se podría hacer? Crear una ventanilla única para todas las tramitaciones administrativas, simplificando toda la burocracia por la que hay que pasar a la hora de crear una empresa nueva. Abrir líneas de créditos avaladas o subvencionadas por la Administración para las empresas de nueva creación o para aquellas que tuviesen problemas de liquidez. Disminuir los costes de la Seguridad Social de la parte de la empresa, reduciendo la presión fiscal. Permitir que el IVA se pagara sólo sobre las facturas ya cobradas. Propiciar campañas de cultura emprendedora entre los jóvenes e incentivar con ayudas la creación de iniciativas. Priorizar desde las Administraciones las deudas que tienen contraídas con las pymes y autónomos. Activar un plan para el relevo generacional en las empresas de los autónomos, con exenciones fiscales el primer año. Eliminar los límites máximos de cotización de los autónomos entre los 50 y 65 años. Seguir avanzando en las reformas concernientes a las bases y tipos de cotización a la Seguridad Social, desempleo, Fondo de Garantía Salarial y Formación Profesional.

El partido que gobierne en España a partir de noviembre no puede obviar la importancia de este colectivo para la recuperación económica y de empleo. Gastar menos y gastar mejor, redimensionando las Administraciones Públicas, significa también destinar más recursos a las pymes y a los autónomos. Ellos son el 80 % de nuestro tejido productivo. Nuestra sociedad está cargada de aristas en la que, a veces, los medios, los políticos y otros poderes sociales y económicos esconden el verdadero rostro de la realidad. No es casualidad que solo el 4% de los jóvenes menores de 30 años, según un estudio reciente, decidan emprender. Algo está fallando en nuestra sociedad y en lo que se aporta desde la política cuando se tiene tanto miedo a emprender y se prefiere el atajo del funcionariado.

La única manera de generar riqueza y empleo es la de crear un entorno favorable para que se multipliquen los emprendedores y las empresas. España necesita levantar cabeza, necesita emprendedores, necesita actividad y menos trabas para desarrollarla. Gastar mejor es apostar por la inversión productiva, por la formación y por la cultura emprendedora. Es necesario que los trabajadores autónomos recuperen el lugar y el reconocimiento que se merecen y que les corresponde en esta España que quiere cerrar la página de la crisis y empezar lo antes posible una nueva etapa de recuperación y progreso.

Posts relacionados