Editoriales de Agenda Empresa

Anuario, octava edición. ¿Dónde estamos?

posted by @mbellido 3 enero 2010

Año nuevo, vida nueva, pero antes toca hacer balance de lo que han dado de sí estos 365 días de 2009. Es el objetivo de este Anuario Empresarial y Económico de Andalucía que, desde hace ocho años venimos publicando cada mes de enero, porque hay momentos, noticias y acontecimientos que requieren tiempo para su relectura, volver sobre ellas para irse apropiando lentamente de ese universo que ha sido el año que hemos dejado atrás, año trepidante y áspero aunque la propaganda gubernamental haya relativizado sus inclemencias. Se diga o se silencie, se publique o no, todos hemos sentido sobre nuestra piel personal, social o empresarial los rigores de la crisis, del paro, de los titubeos del gobierno y de la oposición, de los cierres de empresas, de la falta de oxígeno económico. Todo ello condimentado de corrupción política, de aburrimiento democrático, de falta de confianza en una sociedad que se fractura cada día más en nombre de inventos con gaseosa, de improvisaciones legislativas y de una memoria histórica rencorosa que impide construir mirando al futuro. Todos sabemos que la solución para los problemas que nos aquejan, es clara: o se desafía el futuro con imaginación e inversiones en educación e investigación y primando a las empresas, o dejaremos de existir. Se ha dicho hasta la saciedad: Más impuestos y aumento del gasto público no son las recetas apropiadas. Es para llevarse las manos a la cabeza pensar que en el tercer trimestre de 2009 las comunidades autónomas situaron su deuda en 83.843 millones de euros, lo que representa el 7,9% del PIB, más la deuda de las empresas públicas creadas dentro de cada comunidad, que asciende a 14.927 millones de euros. Cómo no funcione la multicopista de hacer billetes no sé dónde iremos a parar.

Analistas económicos, especialistas y gente de la calle sabe ya que la crisis de la economía española se extenderá, inevitablemente, a 2010 y, a partir de ese año, se producirá posiblemente una estabilización y un crecimiento anémico, seguiremos sufriendo paro y por lo endeble del sistema crediticio, se impulsará muy lentamente la expansión económica de nuestro tejido empresarial.

Europa se recupera, España se deteriora. Estamos en la UE, somos Europa, pero si ponemos los pies en el suelo parece que estamos volviendo a esos malos tiempos donde la Unión Europea terminaba en el sur de Francia. Ni África ni Europa. ¿Dónde estamos?

Lo malo es que mientras capas amplias de ciudadanos sigan entretenidos con el fútbol y con la final de Gran Hermano y desentendiéndose de la participación civil en la política, ciertos lobbies minoritarios de feministas radicales, actores subsidiados, sindicalistas a sueldo y falsos ecologistas seguirán presionando e impulsando legislaciones probablemente necesarias, pero no indispensables para sacarnos del pozo donde estamos metidos. En este sentido, para el Gobierno de Zapatero, el año pasado fue un año pródigo en experimentaciones.

Si en 2008 uno de cada tres hogares no podía irse de vacaciones al menos una semana al año, si el 5,3% de los hogares no podían pagar la calefacción en invierno, si el 28% de los hogares no tuvieron capacidad para afrontar gastos imprevistos, si el 19,6% estuvo por debajo del umbral de la pobreza, no quiero imaginar cómo serán los datos que dejará 2009.

Deseo buena lectura de este Anuario que, como todos los años, es una aportación de Agenda al espacio público andaluz. Que ni mi valoración ni la de ninguno de nuestros invitados os impidan elaborar vuestras propias conclusiones.

Suerte e ilusión renovada para 2010.

Manuel Bellido
bellido@agendaempresa.com

Posts relacionados