Blog

Ante la crisis, reflexión

posted by @mbellido 15 mayo 2009

¿Podría bloquearse aún más la economía de nuestro país si se descubriera en España que ciertos financieros habrían creado fuera del control de los Bancos Centrales una liquidez fantasma? ¿Podría destruirse aún más nuestro sistema económico y financiero si mucha de esa liquidez ficticia estuviera basada en operaciones especulativas? Hay rumores de que “un grande” de las finanzas pueda estar a punto de protagonizar la actualidad judicial por malas prácticas y que comenzaremos a leerlo muy pronto en la prensa extranjera. Verdad o no. Lo cierto es que el momento actual quizás no sea el más adecuado para promulgar nuevas teorías económicas, ni grandes intervencionismos estatales, sino de rebuscar, bajo los escombros de esta crisis, algunas certezas para empezar a armar un sistema de reflexiones. ¿Cuáles son los valores de esta sociedad? Todos hemos comprendido que nuestro actual modelo de vida, basado en el bienestar, puede no ser eterno. Todos hemos comprendidos que nuestra civilización occidental se está haciendo vulnerable. Todos hemos recordado que hasta los más grandes imperios en la historia de la Humanidad fueron cayendo uno tras otros. En definitiva, hemos comprendido que nada es seguro, ni estable. Todos nos hemos vuelto sospechosos, porque nos angustia ya no saber qué es verdad, qué es bueno, qué es cierto o qué es real a pesar de que lo diga la tele. Y es que en momentos comos este, en el cual nos sumerge constantemente una supuesta avalancha de información, lo que nos falta es tiempo y ganas para pensar. Parte de la sociedad parece tener miedo al conocimiento. Es mucho más fácil permanecer en un estado de “semiestupidez” donde las definiciones nos las dan hechas que ponerse en discusión con uno mismo. Cuando Atenas juzga a Sócrates, éste reconoce la validez de ese juicio: corrompe a los jóvenes porque les enseña a pensar. ¡Si Sócrates levantará la cabeza!

Posts relacionados