Blog

A votar

posted by @mbellido 24 marzo 2012

Mañana son las elecciones andaluzas. Los andaluces estamos llamados a las urnas. Señal de que nuestra democracia, aunque en ciertos momentos, por los casos de corrupción política, haya dado signos de fatiga, tiene salud suficiente para seguir manteniendo el rumbo de nuestra sociedad.  Los ciudadanos se juegan mucho y por ese motivo tienen que mirar fríamente la realidad  y lo que proponen los partidos. Ver los hechos con objetividad, analizar los programas y no dejarse confundir por esas palabras gruesas que se pronuncian en mítines, en entrevistas en las radio o en declaraciones a la prensa. Cuando un candidato a ser elegido presidente dice: “yo o el caos”, da pistas de cómo será su gobierno, se le ve el plumero y se le entiende que su actitud se basará en criterios feudales y hegemónicos. El político que gana unas elecciones y se erige en cargo público no es “un príncipe” que dispensará favores a su antojo. Esa es una degradación de la democracia que corre el riesgo de precipitarse por los  barrancos de la prevaricación y de la corrupción. La crisis económica ha dejado a Andalucía a la intemperie. A nuestra tierra hay que aplicarle un tratamiento de choque. El desafío del gobierno que salga de las urnas será descomunal, tiene  el reto de definir una política económica consistente, duradera, austera y creativa. Evitar la degradación institucional con transparencia y dando cuenta a los ciudadanos de todas las acciones que se lleven a cabo. Como decía  Enrique Múgica: “La democracia no es el silencio, es la claridad con que se exponen los problemas y la existencia de medios para resolverlos”.  La política no puede de ser un espectáculo grotesco de mentiras, acusaciones  y demagogia populista, la política tiene que ser esa actividad humana que tiene como objetivo gobernar o dirigir la acción del Estado en beneficio de la sociedad, la política tienen que ser servicio y salvaguarda del bien común. Eso quieren los ciudadanos del gobierno que mañana salga de las votaciones. “Tras un recuento electoral, sólo importa quién es el ganador. Todos los demás son perdedores”, decía Winston Churchill. Esperemos que mañana el ganador sea Andalucía.

Posts relacionados