Editoriales de Agenda Empresa

3.207.900

posted by @mbellido 4 febrero 2009

Antonio, 48 años, casado y con tres hijos, albañil. Juan, 37 años, divorciado, dos hijos, sostiene económicamente a la ex – mujer, que también está en paro, agente inmobiliario. Santiago, 31 años, soltero, vive con los padres, trabajaba en el sector auxiliar del automóvil. Los tres frecuentan la cola del paro desde hace meses y forman parte de ese colectivo de 800.000 hogares españoles que tienen a todos sus miembros en paro. Es el drama de la crisis y sabemos que lo peor aún no ha llegado.

Expertos estiman que la tasa de paro para 2009 será del 20%, dato que traducido en número de desempleados es de 4.000.000. Andalucía, como casi siempre, es la que sale peor parada. Con una tasa del 21% vuelve a ser la región con más parados del país: 850.300 desempleados. Es la pescadilla que se muerde la cola. Cuando otros Antonio, Juan o Santiago se queden parados dejarán de comprar y de gastar, por tanto el consumo caerá y, como un efecto dominó, provocará que otra y otras personas se vayan a las colas del INEM.

¿Y el Gobierno? Dice a los empresarios que no despidan y a los ciudadanos que consumamos. De la Vega, explica que el paro crece porque aumentan las personas que quieren trabajar. Solbes admite que ya no quedan más recursos contra la crisis. Sebastián, ministro de Industria, insta al consumo patriótico para combatirla.

Zapatero sigue alabando las inversiones municipales como clave para la recuperación, esos 8.000 millones para farolas, pistas de aeromodelismos, de patinajes, etc., que son pan para hoy y hambre para mañana. Sigue magnificando como mérito propio el subsidio de desempleo, pide a los bancos que den créditos y a los empresarios que aguanten el tirón, pero sigue sin aplicar una Política Económica seria y austera, sigue sin hacer reformas estructurales y no avanza en materia laboral.

El problema es que todos los sectores están en depresión y nada permite pensar que sin aplicar un Plan serio las cosas vayan a cambiar. Pero no hay más ciego que el que no quiere ver. Hasta la UE acaba de tumbar las previsiones del Gobierno en las tres variables fundamentales: crecimiento, paro y déficit público. La CE augura una caída del PIB del 2% este año y del 0,2 en 2010, asegura que el paro doblará la media de la UE y el déficit superará el 6%. Y como guinda del pastel, el mismo día Estándar & Poor,s rebajaba la calificación de solvencia de España y nos quitaba la Triple A.

Además la segunda ola de crisis financiera está por llegar, superado los problemas con los activos subprime, el riesgo ahora para estas entidades es la recesión. Vamos a ver si las Cajas y Bancos nacionales aguantan con la misma fortaleza que hasta ahora.

¿Recetas para frenar esta sangría de paro? Claro que las hay. Ayudar a quien crea empleo. Ayudar a las empresas. Flexibilidad laboral total para despedir y contratar, inventar nuevos tipos de contratos, flexibilizar horarios, revisar las cotizaciones, y los impuestos, y más, y más, y más.

Sin aludir a tan respetables artesanos, que nada tienen que ver con el viejo proverbio español: “Zapateros y sastres que no fueran embusteros, no serían sastres ni zapateros”, habría que esperar que Zapatero dejara de engatusar a los españoles y se pusiera a remendar y remediar la situación, si no pasará a la historia como el presidente del paro y del desastre económico. A ver si le va a pasar como al personaje del Zapatero remendón de T. Baró, al que los niños le cantaban: “Zapatero, zapatero, echa suela en el puchero; zapatero remendón, te has comido un gran ratón”, el “marrón” de 4.000.000 de parados.

Manuel Bellido

Posts relacionados