Editoriales de Agenda Empresa

2017

posted by @mbellido 3 enero 2017

Las previsiones son suposiciones o conocimientos anticipados de algo a través de ciertas señales o indicios. Es lo que también intentamos plasmar en este Anuario Económico y Empresarial de Andalucía que, como cada año, recoge la vida del tejido empresarial de un año y las tendencias para el año próximo. Nuestros expertos nos ofrecen análisis en los que se vislumbran qué sectores actuarán en 2017 como locomotoras de la actividad, nos dan pistas de cómo se comportará el consumo, la industria o el turismo. Sin embargo, no todas son certezas, al encontrarnos en un contexto de gran incertidumbre geopolítica que puede tener sobre la economía global y, en consecuencia sobre la nuestra, mucha influencia. A todo esto hay que añadir que Andalucía, como España, tiene todavía muchas asignaturas pendientes entre las que destaca, de manera absoluta, el problema del empleo. Así lo ratifican las cifras y las opiniones de los españoles en todos los barómetros del CIS. Urge crear empleo, y empleo de calidad. En opinión de algunos expertos, y no les falta razón, en nuestro país deberíamos de corregir lo antes posible la elevada segmentación del mercado de trabajo entre temporales y fijos y, por supuesto, terminar con la excesiva rigidez en la negociación colectiva de convenios sectoriales. Tampoco le falta razón a la ministra de Empleo cuando dice que “la receta es apostar por la flexibilidad para las empresas y la seguridad para los trabajadores”. La sociedad tiene también que entender que esa perspectiva que se tenía en el pasado de conservar un mismo empleo durante toda la vida laboral ya no es válida. Todo está cambiando muy deprisa en el mundo gracias a las tecnologías exponenciales, modificando sustancialmente la estructura de la sociedad y del mercado laboral; y es evidente que entre la amenaza de que robots, Internet de las Cosas e inteligencia artificial sustituyan mucha mano de obra y el surgimiento de nuevos sectores y nuevos perfiles profesionales, no cabe más remedio que reciclarse, desaprender y aprender y formarse. La formación tiene, por tanto, un ambicioso reto. La universidad, que sigue siendo una máquina demasiado burocrática, excesivamente politizada y tremendamente lenta para ir al paso con los tiempos, tiene mucha responsabilidad en todo esto, como la tienen todas las autoridades políticas en el campo de la educación.

El problema del paro no se resuelve, como muchos creen, derogando la reforma laboral, que además de haber creado 500.000 empleos al año, hace que todo el crecimiento económico se transforme en creación de puestos de trabajo. Ha sido una herramienta útil y lo podrá seguir siendo si se sigue trabajando con inteligencia para mejorarla. De lo que se trata es que echemos manos de nuestra imaginación a la hora de abordar este tema. No solamente las empresas tienen que virar y poner su rumbo hacia lo digital, lo tiene que hacer toda la sociedad.

La irrupción de Internet y la llamada Revolución Digital está demandando nuevos perfiles profesionales, nuevas oportunidades y más posibilidades para el crecimiento económico. Esto es algo que tiene que entender la Administración Pública, los sindicatos, la universidad, las empresas y las nuevas generaciones. El futuro de nuestra industria y, en general, del tejido empresarial dependerá, en gran medida, de la especialización de sus trabajadores.

2017 será un año en el que casi todos los analistas comparten la idea de que España crecerá por segundo año consecutivo a más del 3%. Si se mantiene y se mejora la reforma laboral, se volverán a crear 500.000 nuevos puestos de trabajo. Si la inflación sigue en niveles muy bajos, volveremos  a notar el beneficio del buen superávit exterior del que gozamos. Si abordamos el nuevo año con esfuerzo e ingenio y ninguna complacencia, y no dejamos que el nivel de deuda siga disparándose, la revitalización de nuestra economía será una realidad.

Somos optimistas.

Cada vez está más claro que el único camino para seguir creciendo es trabajar por fomentar el espíritu y la cultura emprendedora, apostar por la creación de nuevas empresas, porque hacen falta muchas más -sobre todo en el sector industrial y digital-, no obstaculizar con más burocracia y más impuestos a las ya existentes, para que se consoliden y crezcan y así creen empleo y generen riqueza para toda la sociedad.

Agenda de la Empresa seguirá comprometida en el nuevo año por el progreso del tejido empresarial andaluz y de toda la sociedad.

Manuel Bellido

bellido@agendaempresa.com

www.manuelbellido.com  / www.hojasdelibros.com

@mbellido

Posts relacionados