Editoriales de Agenda Empresa

2007: El optimismo de Arantxa

posted by @mbellido 30 enero 2007

Se nos ha ido 2006. Ha llegado la hora de hacer balance. Como ya es tradición en Agenda de la Empresa Andaluza desde hace ya algunos años, con este Anuario echamos un vistazo a todos los acontecimientos que se han desarrollado en nuestra Autonomía, en materia empresarial y económica.
En su cuarta edición este Anuario Empresarial y Económico de Andalucía se ha consolidado como una de las publicaciones favoritas de nuestros lectores.

Un hilo de oro hilvana los hechos y las noticias que desfilan por estas páginas: el esfuerzo y el buen hacer de los empresarios andaluces protagonistas, una vez más, de nuestro crecimiento y desarrollo.

Y también hablamos de tendencias para el nuevo año. Nuestros expertos coinciden en que es necesario un cambio intenso en la mentalidad actual para que se propicie una cultura emprendedora.

A todos nos gustaría que Andalucía dejara de estar en el vagón de cola de las economías española y europea y en realidad todos sabríamos el mecanismo para que se produjera este avance. Necesitamos más empresas y que éstas produzcan más, en el tiempo disponible y con lo recursos disponibles. Al mismo tiempo es necesario que se realice una apuesta decidida por la I+D+I para que sean más fuertes y más competitivas.

Andalucía no estará nunca ‘al máximo’, como sugiere el eslogan de la Junta de Andalucía si no se inicia un reequilibrio en el modelo de crecimiento. Si no es ahora el momento de cambiar, ¿cuándo llegará ese momento?

La misma Administración autonómica está implicada en primera persona para acometer este cambio de mentalidad, generando confianza en la sociedad, eliminando estorbos burocráticos, cargas de impuestos y desincentivos. Sólo así se abrirá camino al emprendedor y se creará riqueza y puestos de trabajos.

Arantxa, mi secretaria, me acaba de traer una agenda para el nuevo año. Abrir la agenda de 2007 es asomarse a un umbral de incertidumbres y así se lo he dicho, y ella me ha recordado que también es asomarse a un umbral de promesas y de ilusiones.

De todo corazón le he agradecido su optimismo. Enero es un buen mes para poner rumbo hacia nuevas metas y objetivos.

Aunque los expertos anuncien que 2007 apunta hacia una leve desaceleración de nuestra economía, nuestro esfuerzo puede verse recompensado con un cambio de tendencias. Nuestro futuro dependerá siempre de la capacidad que tengamos de resolver en el presente asuntos que tengan que ver con el devenir.

Esperemos que los Reyes Magos nos traigan, a los empresarios andaluces, un chaparrón de buenas ideas y de optimismo.

Para el Gobierno Andaluz pedimos lo que recientemente sugería Santiago Herrero: “claridad en los planteamientos y coordinación con el tejido empresarial”. Para ZP que deje de enredar con cuestiones que hacen referencia al pasado “prehistórico” que resolvimos ya en la Transición y mire al futuro abordando esas reformas de calado que requiere nuestra economía.

Y para nuestros hijos una sociedad más limpia, que se desacostumbre de lo vulgar, para que en lo bello, noble y bueno puedan vivir resueltamente.

En fin, que llueva bien para todos. Ya se sabe que el agua en enero llena las botas y el granero.

Posts relacionados