Entrevistas

Entrevista a Antonio Romero, presidente de CEPES-A

posted by @mbellido 3 noviembre 2012

Entrevista a Antonio Romero. El presidente de CEPES-A hace balance de la situación actual y desgrana los principales retos de la Economía Social

Manuel Bellido: ¿Qué está haciendola Economía Socialpara contrarrestar los efectos de la crisis?

Antonio Romero Moreno: Desde que comenzara la crisis económica, desde CEPES Andalucía siempre hemos tenido claro cuál debía ser nuestro papel, y nuestro empeño se ha dirigido a reforzar nuestro posicionamiento como una alternativa empresarial sólida y eficiente para la generación de empleo y riqueza en Andalucía, desde nuestros valores de democracia, participación y responsabilidad social.

El valor diferencial de nuestra modelo de gestión se ha sustentado en otra manera de crear riqueza, en cuyo epicentro siempre han estado las personas por encima del capital, alejándonos en lo posible de los escenarios regidos por la lógica mercantil y capitalista, que han sido por encima de todo los causantes de esta grave situación.

Ésta ha sido nuestra dirección desde el inicio, es la razón de ser dela Confederación como organización representativa del sector dela Economía Socialen Andalucía. Y ahora, si cabe más que nunca, tenemos el reto, y lo asumimos con firmeza y disposición, de consolidar una economía social sostenible, una economía inclusiva y solidaria que de oportunidades a los colectivos más desfavorecidos; una economía más inteligente, competitiva, generadora de empleo estable y de calidad, y, por  supuesto, una economía responsable con su entorno y con el medioambiente. Nuestra actividad durante los últimos cuatro años ha estado centrada en esta línea.

 

M.B.: ¿Qué opina del rumbo al que nos dirigen las condiciones económicas provenientes de Bruselas?

A.R.M.: Me parece un auténtico despropósito definir una política que persigue como único objetivo la reducción del déficit, en cuyo nombre se están desmantelando derechos como la educación, la salud, las pensiones y la dependencia.

Todo queda justificado con el argumento de que la austeridad es necesaria, imprescindible en una situación de déficit como la actual y que todas estas estrecheces serán decisivas para salir de la actual recesión y volver a crecer y crear empleo. Pero lo cierto es que la economía no mejora; el deterioro del mercado laboral es insostenible; las empresas pequeñas y medianas siguen desapareciendo por falta de liquidez crediticia con la que afrontar el día a día y; el bienestar educativo, de salud y de asistencia social de muchas personas y familias sigue deteriorándose y sin visos de mejora.

Está claro que hay que replantear un cambio en las políticas económicas seguidas hasta ahora, hacen falta medidas de estímulo para reactivar el sistema. Y aunque los márgenes de maniobra se hacen estrechos y las posibilidades de gestionar políticas de forma autónoma se reducen al mínimo cuando tampoco existe autonomía en la gestión económica, hay que huir de la política simple y obtusa de recortes que dicta Bruselas.

M.B.: ¿Qué papel juega en la actualidad CEPES-A en el tejido empresarial andaluz? ¿Qué empleo genera?

A.R.M.: Bueno, sin duda, las empresas de Economía Social ya forman una parte importantísima del tejido empresarial en nuestra comunidad. Y aunque no están saliendo indemnes de la crisis, sí están arrojando buenos resultados en cuanto a mantenimiento del tejido productivo, incluso creando empleo en muchos trimestres durante una época de incertidumbre como la actual.

Por hablar de datos recientes, a cierre de marzo de 2012, el empleo enla Economía Socialandaluza ha crecido un 4,6%, lo cual en valores absolutos significa 3.314 empleos más registrados. Igualmente, si el período de análisis utilizado es el referente a los tres últimos trimestres, desde Junio de 2011,la Economía Socialva creciendo trimestralmente, un 19,5% y 12.246 empleos, experimentado unas progresiones en cuanto a creación de empresas y puestos de trabajo sin parangón con el resto de las Comunidades del Estado.

Otros datos cuantitativos que dan idea de nuestra fortaleza, pues le digo: somos el 13% del PIB andaluz, y más de 600.000 personas reciben parte de sus ingresos, de forma directa o indirecta de la actividad de nuestras empresas. Pero más importante aún, es el impacto socioeconómico de los principios que rigen nuestras sociedades, es decir, de nuestros intangibles, del valor diferencial de nuestro modelo de gestión, de lo que aportan las empresas del sector ala Cohesión Social, a la mejora dela Igualdadde oportunidades, ala Calidaden el Empleo, al Mantenimiento de la población en las zonas rurales o la mejor oferta pública de servicios sociales o educativos.

Recientemente,la Confederación Españolade Empresas de Economía Social, hizo un trabajo de investigación en esta línea, en el que se arrojaba una cifra importantísima, y es que nuestras empresas aportan 4.000 millones de euros anuales a la cohesión social y territorial española, lo cual constata la solidez del sector y la necesidad de apostar porla Economía Social, una economía real, basada en las personas, responsable y sostenible.

M.B.: ¿Qué conclusiones se ha sacado de la celebración del Año Internacional del Cooperativismo?

A.R.M.: Esta iniciativa dela ONUestá siendo secundada por las más altas instituciones internacionales y está logrando una importante repercusión política, social y mediática en apoyo del papel de las cooperativas en el desarrollo económico.

A nivel nacional, el Congreso de los Diputados declaró por unanimidad su apoyo al cooperativismo en el marco de esta conmemoración, sumándose posteriormente a dicho reconocimiento otras cámaras legislativas regionales, que como la catalana, la valenciana, la vasca o la balear han aprobado declaraciones similares. Por otra parte,la Juntade Andalucía, el Parlamento, muchas de las diputaciones provinciales, los ayuntamientos de prácticamente todas las capitales andaluzas y de otros muchos municipios, así como un sinfín de instituciones y entidades comola FAMP,la ONCEo Caja Rural, por citar a algunas, se han adherido a la celebración del Año Internacional de las Cooperativas en el ámbito de nuestra Comunidad.

El más importante mensaje que transmitela ONUeste Año Internacional de las Cooperativas es que es posible perseguir a la vez la viabilidad económica y la responsabilidad social, y que se puede construir un mundo mejor y una sociedad más justa desde una economía productiva, profundamente democrática y basada en un desarrollo sostenible y solidario.

 

M.B.: Acaba de ser reelegido presidente de CEPES-A ¿Cuáles son sus retos?

A.R.M.: Sí, estoy orgulloso por contar de nuevo con la confianza de las organizaciones a las que representa CEPES Andalucía, para seguir liderando la hoja de ruta marcada por el sector dela Economía SocialAndaluza en su contribución al progreso de nuestra comunidad en los años venideros. En CEPES-A, trabajaremos para potenciar las relaciones entre las organizaciones en nuestro seno, cuya riqueza y fortaleza radica precisamente en la pluralidad de las diferentes sensibilidades empresariales que aglutinamos. Y si hasta ahora este ha sido nuestro modelo de funcionamiento, a partir de hoy lo será aún más, porque lo que debemos reivindicar absolutamente en todas las instancias organizativas, gubernamentales o sociales, es la democracia con mayúsculas.

Trabajaremos de forma incansable en esta dirección, y seguiremos demostrando a nuestro entramado empresarial que bien merece la pena seguir perteneciendo a una entidad como la nuestra, un proyecto colectivo, que quiere construir un modelo de gestión diferenciado, responsable, eficaz, eficiente y sostenible en el tiempo y en las diferentes coyunturas.

 

M.B.: ¿Y cuáles son las líneas estratégicas de su programa de gestión?

A.R.M.: La hoja de ruta para la nueva legislatura de gestión de CEPES Andalucía está trazada. Los cuatro ejes estratégicos que sustentarán la actividad dela Confederaciónserán: convertir ala Economía Social  en un referente  para la generación de empleo; situar a CEPES Andalucía no solo en el panorama nacional sino también en el internacional, a fin de generar oportunidades al sector empresarial que representa; potenciar las relaciones entre los socios y con la sociedad en general; y adquirir un papel decisivo en la defensa del Estado del Bienestar y el modelo autonómico andaluz.

Para todo ello, no nos queda más remedio que asumir el ajuste presupuestario al que todas las organizaciones sociales estamos siendo sometidas, pero buscaremos las fórmulas alternativas más adecuadas para no restar un ápice de nuestra visibilidad en la sociedad, de nuestro posicionamiento en el tejido económico andaluz o de nuestra capacidad de interlocución enla Administración.

 

M.B.: ¿Qué mensaje le trasladaría a la sociedad andaluza en estos momentos desdela Economía Social?

A.R.M.: En mi opinión, ahora más que nunca, es cuando tenemos que convenir en un objetivo común: el de reivindicar nuestro estado del bienestar, preservar nuestro sistema de protección social, defender las libertades conquistadas por la ciudadanía a lo largo de más de 35 años, reivindicar la participación ciudadana…. En definitiva, reivindicar democracia y más democracia en los órganos de toma de decisión de los ámbitos político y económico. Quizás, a lo largo de nuestra historia contemporánea, se ha perdido el vigor de la lucha de antaño, creyendo quela Sociedaddel Bienestar había llegado y lo había hecho para quedarse. Pero constatada la vulnerabilidad del sistema, ya no perdamos más tiempo en buscar responsables y empleemos nuestro esfuerzo en gestionar este ingrato escenario para salir de él lo más fortalecidos posibles. Hay que volver a aferrarse a aquellos valores que nos sirvieron para hacernos fuertes, superar la adversidad y conseguir la sociedad próspera que ahora, poco a poco, se diluye. Los andaluces somos más que nunca responsables del futuro que deseamos.

MB.: ¿Y qué mensaje a nuestro Gobierno?

A.R.M.: Pues, sin duda, al gobierno andaluz le pedimos dos cosas. Para con la sociedad andaluza, firmeza en la defensa de unas políticas valientes que marquen una diferenciación clara con las políticas adoptadas desde Madrid. Eso pidieron los ciudadanos y ciudadanas de esta comunidad al volverles a transferir su confianza en su programa de gestión. Y para conla Economía Social, la misma lealtad y complicidad con la que hasta ahora nos ha acompañado, una apuesta explícita y decidida por el sector, sin complejos.

 

Manuel Bellido

Posts relacionados