Blog

El sollozo de la Tierra

posted by @mbellido 22 octubre 2012

¿Habéis escuchado alguna vez un coro de trinos? Si vuestra memoria es capaz de recordarlo podréis imaginar que es lo que un hipotético habitante del espacio exterior, con antenas de radio en lugar de oídos sentiría viajando cerca de nuestro Planeta. La Tierra canta, o mejor dicho, silba y, por primera vez, técnicos aeroespaciales han conseguido grabar nítidamente este sonido. Esta “música” etérea y al parecer fascinante, nace de ondas electromagnéticas, que dos satélites de la Nasa a 20 mil kilómetros de distancia han captado y grabado por primera vez. “La Tierra rotando sobre sí misma, crea un campo magnético que, como un parabrisas, hace de escudo para evitar el paso de rayos cósmicos y partículas solares” Ese campo genera alrededor del Planeta bandas que retienen electrones vagantes. Cuando estas bandas son perturbadas por algún elemento extraño, emiten radiaciones que es posible grabar con un sencillo receptor de frecuencias. Aunque el fenómeno se ha denominado “chorus” en realidad, se trata de radiaciones electromagnéticas. La Nasa las ha capturados y las ha convertido en sonidos de optima calidad. Cuando he visto la noticia y he escuchado la grabación, he imaginado que en lugar de cantar, la Tierra sollozase. Motivo tendría. En muchos lugares se está destruyendo el suelo fértil, se reducen los recursos genéticos, el desequilibrio hídrico avanza en algunos continentes, el aire se hace irrespirable en muchas ciudades, aparecen otras formas de contaminación humana, los famosos gases de efecto invernadero siguen dañando la atmosfera, no se terminan de dar soluciones responsables para los residuos radiactivos, el constante crecimiento de la población es una amenaza… Probablemente puedo pecar de pesimista, pero el hecho es que muchos gobiernos siguen sin aplicar los acuerdos tomados en las cumbres de medio ambiente y parte de la sociedad tampoco se entera de la importancia de no deteriorar el entorno, de ser ecológico en nuestros actos, de no derrochar energía, de no desperdiciar el agua, de la importancia que tiene respetar la naturaleza… Constantemente muchos científicos nos trasladan la percepción de que si no cambiamos de rumbo podemos atraer catástrofes ambientales sin precedentes. Urge trabajar por un nuevo tipo de bienestar ecológicamente sostenible. Urge poner en marcha profesiones verdes; trabajos que respeten el ambiente y a la vez generen beneficios. Salvar la Tierra, puede ser un gran negocio.

Posts relacionados