Blog

¿Verdad?

posted by @mbellido 9 agosto 2011

Ayer introducí en la tierra de una maceta una semilla sin saber de que planta se trataba. Me pregunté si florecería, de que color y tamaño serian sus hojas y si sus flores tendrían pétalos grandes o pequeños. Mientras lo hacía, me preguntaba si sería posible, al menos por una vez, ver la realidad tal cuál es y no como nos la presentan.
Cierto, sería como conseguir ver cosas que los demás no ven, o al menos que sólo ven algunos. ¿Quién está detrás de los indignados?, ¿Está por llegar lo peor de la crisis?, ¿Quién está detrás de las violencia desbordada en Londres? ¿Es Bildu parte del proyecto pactado entre el ETA y el gobierno de Zapatero? Así podríamos seguir con una larga lista que iría de lo político, a lo económico, de lo social a lo personal.
El deseo profundo de todo hombre es de conocer y comprender la verdad. Cada uno se determina en un criterio para conceptuar lo que es verdadero y lo que no. Para muchos será verdad lo que establece la ciencia a través de la verificación empírica, para otros será verdad solo aquello que es capaz de percibir con sus sentidos, para otros la verdad será conceptuada a través de una sensación. Cada cual escoge un modo de acercarse a la verdad. Dicho de otra manera, cada cual escoge su verdad personal.
Lo ideal sería acercarse a la verdad no solamente a través de la verificación empírica, sino también a través de la lógica y de las sensaciones. Por tanto hablamos de criterio físico, mental y emotivo. Un amigo psicólogo me hablaba ayer de los tres cerebros que tenemos las personas, el que tenemos en la cabeza, el que tenemos en el corazón y el que tenemos en los intestinos. Me decía que era una buena manera de aprovechar al cien por cien nuestra capacidad. Hay cosas que efectivamente se pueden verificar empíricamente, con la lógica y con lo que se siente. Otras cosas sin embargo no y son las que entran en el ámbito de lo trascendente y no me refiero solo a lo “Trascendente” referido a las cosas espirituales o divinas, me refiero a todo lo que se cuece en el ámbito del poder político y económico. El ciudadano de a pie tiene muy difícil saber quien mueve los hilos de nuestra sociedad y con que motivos los mueve.

Posts relacionados