Editoriales de Agenda Empresa

¿A quién me llevo de viaje?

posted by @mbellido 30 julio 2005

Desde hace algunos días vengo preguntando a empresarios y políticos amigos a quién escogerían de compañero ideal para pasar las próximas vacaciones estivas. El abanico de elección es amplio: protagonistas de todos los tiempos, personajes reales o de ficción.

La pregunta no tenía nada de frívolo. Mi inocente intención era la de obtener algún que otro golpe humorístico y, al mismo tiempo, apreciar gustos, simpatías y preferencias emitidas con la sinceridad de quien se confiesa con un amigo.

He obtenido respuestas variadas y para todos los gustos.

Cito algunas sin nombrar a mis entrevistados. Queda, pues, en libertad la imaginación del lector para adivinar los autores de las respuestas.

Entre mis amigos algunos, sorprendidos por la consulta, respondían bromeando con la primera famosa que les venía a la cabeza: Elsa Pataki, Shakira, Claudia Schiffer, Angelina Jolie. Ellas preferían a George Clooney, Brad Pitt y Miguel Bosé.

Después de estas primeras respuestas no reflexionadas, muchos rectificaban y sus preferencias cambiaban diametralmente, escogiendo pensadores, escritores y políticos. Casi siempre personajes masculinos. Filósofos como Platón, Aristóteles o Marx. Escritores como Umberto Eco, G. G. Márquez, Arturo Pérez Reverte, José Saramago o Daniel Goleman.

Entre los políticos algunos indicaron a González o a Aznar, nadie nombró a Zapatero. Otros eligieron a Clinton, Gorbachov, Wiston Churchil y Robert Schuman; entre los españoles del pasado sonaron los nombres de Azaña y Pablo Iglesias.

Una emprendedora me llamó dos días después de que le hubiera preguntado: “Lo he discutido con mi familia. Después de escuchar a mi marido decir que pasaría las vacaciones con Nicole Kidman, le dejé caer que me estaban consiguiendo el número de teléfono de Robert Redford”.

Un director general me respondió que ni hablar de llevarse a uno solo, en su coche podían entrar hasta tres y se decidió por Cervantes, Voltaire y Shakespeare.

Un compañero de profesión me apuntó que, por la situación que estaba atravesando en su vida, este verano se iría con Nietzsche.

Una empresaria, madre de cuatro niños, me respondió que para estar tranquila ella se llevaría a Harry Potter y una docena más de héroes de Disney para que entretuvieran a sus hijos.

Una directora comercial de una importante empresa andaluza estaba indecisa entre Hitchcock o Agatha Christie. Y otra, ni corta ni perezosa, me soltó sin dudarlo que se llevaría a Dios.

Alguien un poco estresado me respondió que se iría con Mortadelo y Filemón y otro colega amante del arte no dudó en citarme a Leonardo y a Miguel Ángel.

No recuerdo quién, me dijo que se iría con Nostradamus o algún “profeta” para poder enterarse de lo que nos espera en el futuro.

Lo que sí me ha sorprendido es no encontrar entre las respuestas a Bill Gates, Galbraith, Henry Ford, Greenspan, Rodrigo Rato u otro nombre del universo económico.

Mi reducida encuesta, que no pasaba de las cien entrevistas, no permite sacar demasiadas conclusiones.

A este punto añada el lector cuanto de bueno quiera a esta lista de compañeros de viaje.

La imaginación es libre y las librerías pueden hacernos las gestiones oportunas.

Buenas lecturas y buenas vacaciones.

Posts relacionados